fbpx

ASOCIACIÓN DE MONITORIZACIÓN INTRAOPERATORIA NEUROFISIOLÓGICA ESPAÑOLA

AMINE
SOCIOSEVENTOS

En la década de los setenta, el interés en prevenir y reducir las lesiones del sistema nervioso que se producían en el contexto de intervenciones quirúrgicas llevó al intento de aplicar las técnicas neurofisiológicas habituales de los laboratorios de neurofisiología clínica y modificarlas para poder introducirlas en el campo de la cirugía.

El principal objetivo de la monitorización neurofisiológica intraoperatoria (MNIO) es la detección de cualquier daño o alteración funcional en el sistema nervioso tan pronto como sea posible y siempre durante el período en el cual es reversible mediante un cambio en la actitud quirúrgica, para revertir o minimizar ese daño. Otro objetivo de la MNIO es proporcionar al cirujano una vía de abordaje segura para minimizar el daño quirúrgico y permitir el estudio en detalle de la función normal y patológica del sistema nervioso durante el procedimiento quirúrgico.

Desde finales de los años ochenta algunos especialistas en neurofisiología clínica en España ya estaban comprometidos en la monitorización intraquirúrgica, y gracias a su dedicación y labor docente la MNIO se introdujo por primera vez en España en el programa formativo de la especialidad de neurofisiología clínica mediante la Orden SCO/ 2617/2008, de 1 de septiembre, dentro del punto 6.4.1.6, como ‘Monitorizaciones intraquirúrgicas: aplicación de las distintas técnicas neurofisiológicas durante los actos quirúrgicos que permitan la detección precoz de alteraciones funcionales y prevenir daños neurológicos’. Reconocía su uso básicamente en los siguientes procesos quirúrgicos: cirugía intracraneal, cirugía medular, cirugía de columna, y cirugía de plexo y nervio periférico.

En 2001, la dedicación y el interés de esos primeros pioneros en España para incentivar la formación, hizo posible el primer congreso de MNIO realizado en España. De esa necesidad de formación continuada y el deseo de hacerla lo más integral posible y abierta a todas las especialidades médicas implicadas en el acto quirúrgico, se creó la Sociedad Española de Monitorización Neurofisiológica Intraoperatoria (SEMONEIN).

Posteriormente, para continuar el legado entregado por esos primeros padres de la MNIO en España, en 2012 se fundó la Asociación de Monitorización Intraoperatoria Intraquirúrgica Española (AMINE) que todos conocemos. Con el propósito de divulgar novedades y el afán de la formación continuada de calidad, llevamos organizando Congresos Nacionales anuales y programas de formación continua por toda la geografía española desde entonces.

Desde la perspectiva de la AMINE y en colaboración con la Sociedad Española de Neurofisiología Clínica (SENFC), consideramos que el campo de la medicina que abarca la MNIO en estos momentos es muy amplio y seguirá incrementándose, tanto en el número de intervenciones monitorizadas como en el ámbito sanitario de su realización, ya sea público o privado, e incluso en la variedad de las técnicas neurofisiológicas que se emplean y de las especialidades quirúrgicas que solicitarán nuestra colaboración.

Además de los conocimientos sobre MNIO que se incluyen en el programa formativo de la especialidad de neurofisiología clínica, son necesarios conocimientos muy específicos de la anatomía, la fisiología y los pasos sistemáticos propios de cada intervención quirúrgica; además, deben conocerse con detalle las técnicas neurofisiológicas precisas para cada intervención, hacer una interpretación apropiada de las respuestas evocadas para poder realizar una MNIO, así como de un número mínimo de intervenciones monitorizadas y de especialidades quirúrgicas y técnicas empleadas y que se deberían acreditar: todo esto requerirá sin duda alguna aumentar el tiempo del período formativo actual de los MIR de neurofisiología clínica en función a competencias debido al incremento de las técnicas/procedimientos, así como su complejidad, y basándose en ello determinar el número y tiempo de formación.

La MNIO es hoy en día una herramienta más dentro del quirófano, que busca evitar secuelas neurológicas derivadas del acto quirúrgico y, por tanto, proporcionar una mejor calidad de vida para el paciente. El neurofisiólogo clínico tiene por ello una responsabilidad legal para con el paciente y el equipo del quirófano, así como para con el centro hospitalario, donde la MNIO ha demostrado ser coste-eficiente.

Debido al aumento en número y complicación de las técnicas e implementación en diferentes cirugías, con toda probabilidad se incrementará el número de profesionales formados y dedicados a la MNIO en los próximos años. Por ello, también es necesario definir unos estándares de calidad sobre quién realiza los procedimientos, cómo y por qué se realizan los mismos.

JUNTA DIRECTIVA DE AMINE

Presidente
Pedro Javier Pérez Lorensu

 

Vicepresidenta
Virginia Izura Azanza

 

Tesorera
Victoria Eugenia Cortés Donate

Vocal
Ángel Saponaro González